Publicacion

ManuC


38

6 Me gusta

ManuC Nuestras acciones son un reflejo de nosotros mismos; cada poesía, cada rima, cada pintura, cada línea del dibujo, nuestro arte y palabra, son su retrato. Hay ángeles, musas y demonios entre los artistas, cada cual delatado por sus expresiones. Yo, siempre he preferido a los demonios, no temen expresar su perversión y deformidad, y en ese acto son los más puros y honestos de todos.